Enfermedades – Artrosis de cadera

La artrosis de cadera es el proceso degenerativo o desgaste del cartílago de la articulación entre la pelvis y la cabeza del fémur.

Síntomas

Los síntomas van a variar dependiendo del estado de evolución de la enfermedad. En las etapas iniciales el paciente puede manifestar dolor leve en la región inguinal, asociado a algunas actividades y suele remitir espontáneamente o con analgésicos-antiinflamatorios. Los casos avanzados el dolor es constante, limita las actividades diarias, produce cojera, limitación de los rangos articulares de la cadera y el paciente suele requerir el uso de bastón y analgésicos de manera frecuente para mantener sus funciones diarias,

Causas y factores de riesgo

La artrosis de cadera puede ocurrir por diferentes razones como lo son: los pinzamientos fémoro-acetabulares, displasias de cadera, enfermedades autoinmunes como las diferentes artritis incluyendo la artritis reumatoide, el desgaste natural, fracturas y traumatismos previos, la necrosis avascular de la cabeza femoral entre otros.

 

El sobrepeso, los deportes de impacto, los hábitos tabáquicos, enfermedades auto inmunes suelen ser factores que pueden aumentar el riesgo de padecer la enfermedad.

Prevención

Si bien es una enfermedad que en muchas oportunidades no se puede prevenir, se pueden tomar medidas en los pacientes diagnosticados en etapas tempranas, para progrese más lentamente. Entre ellas: reducción del peso corporal, evitar fumar, realizar ejercicios de bajo impacto, dieta balanceada, consumo de complementos nutricionales condroprotectores.

 

Los casos que están asociados a un pinzamiento femoroacetabular que son diagnosticados en etapas tempranas, esta indicado realizar una cirugía artroscópica de la cadera para evitar la aparición de la artrosis o retrasarla.

Diagnóstico

Consultar al especialista es el primer paso para el diagnostico de la enfermedad, con la descripción de los síntomas por parte del paciente y la exploración física del mismo suelen ser suficientes datos para tener una idea del diagnóstico y la severidad del caso.

 

Dependiendo de los hallazgos en la consulta el médico considerara realizar pruebas complementarias. Usualmente una radiografía simple de las caderas suele ser suficiente para diagnosticar casos moderado o severos. Aquellos casos donde la Rx es insuficiente o demuestra casos leves, será necesaria la solicitud de una Resonancia Magnética (RMN), a fin de evaluar el estado de las estructuras articulares y poder ofrecer al paciente un pronóstico y las posibles alternativas terapéuticas.

Tratamiento

Dependiendo de la severidad del caso se pueden plantear diferentes tratamientos, en los casos leves y moderados se puede indicar analgésicos-antiinflamatorios, reposo, cambio de actividades, en algunos casos se puede plantear la rehabilitación, infiltraciones con acido hialurónico o Plasma Rico en Plaquetas (PRP) o una cirugía mínima invasiva como la artroscopia de cadera a fin de realizar una limpieza de la articulación.

 

En los casos moderados a severos en los cuales el paciente tiene limitación para realizar sus actividades diarias y el tratamiento conservador no funciona, está indicada una cirugía para la colocación de una prótesis total de cadera.

Profesionales que tratan esta patología

mkd-team-image
mkd-team-image
Dr. Ignacio Muñoz Criado
Director médico
mkd-team-image