Enfermedades – Fractura de húmero

La articulación del hombro incluye los huesos de la escapula, el humero y la clavícula. La fractura del hombro es la rotura y la consecuente perdida capacidad estructural de alguno de estos huesos.

Síntomas

Los síntomas suelen ser el dolor, el aumentos de volumen importante del hombro y el brazo, la perdida funcional y hematomas que extienden en algunas oportunidades hasta el antebrazo y la región pectoral y las mamas.

En casos muy severos que pueden ocurrir por accidentes de alta energía como un accidente de tráfico, se pueden producir lesiones neuro-vasculares asociadas, resultando en perdida de sensibilidad y motricidad de la extremidad.

Del mismo modo dependiendo del mecanismo de la fractura y en pacientes con osteoporosis se pueden producir fracturas en las costillas.

Causas y factores de riesgo

Las causas son traumáticas bien por caídas, traumatismos directos.

Los factores de riesgo principales son la osteoporosis, en los pacientes mayores y la práctica de actividades de riesgo en pacientes más jóvenes como deportes extremos o deportes de impacto.

Prevención

El control de la osteoporosis puede reducir significativamente el riesgo de fracturas en pacientes ancianos.

Por otra parte es difícil prevenir las fracturas en la práctica de actividades de riesgo, la recomendación es tener un buen entrenamiento y asesoramiento así como tomar las precauciones y usar las protecciones pertinentes.

Diagnóstico

El paciente suele acudir a urgencia con dolor, inflamación y limitación para mover la extremidad. En algunos casos se puede evidenciar una deformidad exterior especialmente en las fracturas de la clavícula.

El médico de urgencias solicitara una radiografía, que en las mayoría de los casos es suficiente para realizar el diagnóstico. En el caso de fracturas más complejas su médico podrá solicitar una tomografía para indicar el tratamiento más adecuado.

Tratamiento

Las fracturas del humero proximal pueden ser tratadas en muchas oportunidades de manera conservadora con el uso de cabestrillo, ya que el humero proximal admite una tolerancia a pequeñas deformidades como angulaciones, desplazamientos o rotaciones, sin afectar el resultado funcional después de consolidada la fractura. En casos con desplazamientos no tolerables se debe realizar una cirugía para la reducción y fijación interna  con una placa anatómica y tornillos o con un clavo endomedular para fracturas proximales. Existen casos donde se encuentra muy comprometida la articulación especialmente en paciente ancianos será necesaria la implantación de una prótesis de hombro.

Tradicionalmente las fracturas de la clavícula eran tratadas de manera conservadora con el uso de cabestrillo y una ortesis en “8”, sin embargo en muy incomodo para el paciente y de difícil de mantener el tratamiento, por lo que cada vez con mas frecuencia se deciden operar para reducir y colocar una placa con tornillos, lo que permite una recuperación muy rápida para el paciente. El tratamiento conservador de reserva para fracturas estables, niños menores o pacientes con contraindicaciones quirúrgicas.

Las fracturas de escapula afortunadamente son muy escasas, en la mayoría de los casos el tratamiento será conservador con un cabestrillo, pero los casos que comprometan la función de la articulación se ameritara realizar una cirugía para la reducción abierta y fijación con placa y tornillos.

Profesionales que tratan esta patología

mkd-team-image
mkd-team-image
Dr. Ignacio Muñoz Criado
Director médico
mkd-team-image