Enfermedades – Tendinopatía Aquílea

El tendón de Aquiles es uno de los tendones más fuertes del cuerpo humano que soporta cargas hasta 13 veces el peso de nuestro cuerpo cuando andamos o corremos.

Síntomas

La lesión del tendón o tendinopatía aquilea no insercional provoca dolor durante la carga y movimiento como a la palpación. Se suele objetivar tanto visualmente como a la palpación un engrosamiento del tendón un por encima del talón, a unos 7 cm por encima de su inserción en el calcáneo.

Las roturas del tendón de Aquiles causa una impotencia funcional severa ya que no somos capaces de soportar el peso en esa pierna y se nota un defecto en el grueso del tendón.

Causas y factores de riesgo

Las casusas principalmente son mecánicas por sobreuso y biológicas (zona hipovascular con ausencia de recuperación espontánea).

Las roturas del tendón de Aquiles aparecen con cierta frecuencia en personas de mediana edad practicando deportes de salto como basket, corredores y otros deportes como pádel y tenis. Pueden tener un antecedente traumático claro, pero frecuentemente se diagnostican en contexto de un tendón previamente degenerado o en relación a determinadas enfermedades que condicionan una debilidad del tendón, como hipertrigliceridemias, uso de fármacos como quinolonas o consumo o inyecciones repetidas de corticoesteroides.

Prevención

En cuanto a la prevención, se deben evitar el uso de sustancias como hemos visto que puedan debilitar el control, se debe utilizar un calzado adecuado que no tenga un contrafuerte rígido que comprima el tendón, una alimentación correcta y perder peso en casos de sobrepeso.

Diagnóstico

El diagnóstico clínico (dolor y engrosamiento) suele ser bastante evidente, pero lo solemos confirmar mediante ecografía o una resonancia magnética que sobre todo nos informarán de la severidad de la tendinopatía o rotura.

Tratamiento

La vascularización del tendón en su tercio medio es deficitaria por lo que con frecuencia se degenera y provoca tendinopatías que difícilmente curan de forma espontánea.

Inicialmente una tendinopatía es tratada de forma conservadora con una pauta de fisioterapia y ejercicios terapéuticos dirigidos, además de contar con la posibilidad de tratar mediante infiltraciones de factores de crecimiento o PRPs, acompañadas siempre de la fisioterapia. Se deben evitar los antiinflmatorios e infiltraciones con corticoesteroides.

En el caso de las roturas, con frecuencia requieren tratamiento quirúrgico que se realiza de forma percutánea o mediante cirugía mínimamente invasiva, y puede estar seguida de una pauta de factores de crecimiento o PRPs.  Posteriormente se seguirá con un programa de rehabilitación y la pauta de ejercicios de readaptación.

Los profesionales que tratan esta patología son especialistas en cirugía ortopédica y traumatología, médicos rehabilitadores, fisioterapeutas y readaptadores.

Profesionales que tratan esta patología

mkd-team-image
Dr. Ignacio Muñoz Criado
Director médico
mkd-team-image
mkd-team-image
Pau Calatayud
Readaptador
mkd-team-image
Borja Moltó
Fisioterapeuta