Fortalecer la musculatura, la mejor prevención del dolor de espalda

Fortalecer la musculatura, la mejor prevención del dolor de espalda

pablo

El ser humano está diseñado para correr, saltar, trepar, nadar…actividades básicas en un entorno en el que la caza era indispensable para la supervivencia. “Nacimos para una cosa y hacemos otra; estamos diseñados para movernos, pero nuestra musculatura no está siendo solicitada como debería”, afirma Pablo Martínez, responsable de la Unidad de Fisioterapia del Hospital IMSKE.

El dolor de espalda figura entre las tres causas de baja laboral más frecuentes. Su alta prevalencia y su capacidad de mermar considerablemente la calidad de vida, sumado a la desesperación y el desconocimiento ha contribuido a asentar falsas creencias y hábitos cuanto menos cuestionables para mitigar sus efectos.

Estos son algunos:

  • Creer a pies juntillas que los resultados de lesión tras una prueba de diagnóstico por imagen conducen irremediablemente a la cirugía: falso, las alteraciones que desvelan estas pruebas diagnósticas no siempre dan síntomas. Además, en el caso por ejemplo de las hernias discales, estas remiten espontáneamente en muchos de los casos.
  • Parar la actividad física ante la presencia de dolor para prevenir su evolución: falso, el movimiento mejora el aporte de oxígeno a los tejidos, mejora la elasticidad de los músculos y los vuelve más fuertes frente a posibles lesiones. “Muchos pacientes llegan a la consulta y me cuentan que cuando, por ejemplo, juegan al paddel o salen a caminar, se sienten genial. Pero que luego cuando se sientan un rato aparece el dolor. No saben que el dolor aparece precisamente porque han detenido el movimiento y mantenido una postura inadecuada”, explica Pablo Martínez.
  • Actividades de baja intensidad como caminar, yoga o pilates cubren las necesidades de cuidado de la espalda: falso, estas actividades ayudan – en el caso del yoga y pilates con supervisión profesional- pero precisan de trabajo muscular extra que nos dé la estabilidad y la fuerza que la espalda va perdiendo con el paso de los años y la falta de actividad.
Idioma