Con un reconocimiento médico completo se descartaría más del 90 % de las causas de riesgo de muerte súbita

“Con un reconocimiento médico completo se descartaría más del 90 % de las causas de riesgo de muerte súbita”

reconocimientos médicos

“Con un reconocimiento médico completo se descartaría más del 90 % de las causas de riesgo de muerte súbita”

Las alteraciones cardiovasculares constituyen el hallazgo más frecuente en los reconocimientos médicos

reconocimientos médicos
reconocimientos médicos
  • Nueve de cada diez fallecimientos por muerte súbita son consecuencia de un fallo cardiovascular que pudo detectarse con un reconocimiento médico.

  • Una falta de preparación puede tener consecuencias como alteraciones del sistema renal, daño en tejido muscular, golpes de calor, y exigencia máxima del sistema cardiovascular.

  • En países como Italia, donde se exige un certificado médico desde los años 80, los casos de muerte súbita han descendido un 80%.

Según la Fundación Española del Corazón, la muerte súbita es la aparición repentina e inesperada de una parada cardíaca en una persona aparentemente sana y en buen estado.

La principal causa de la muerte súbita es una arritmia cardíaca: la fibrilación auricular. El corazón pierde su capacidad de contraerse de forma organizada y deja de latir. La víctima de muerte súbita pierde primero el pulso y, en pocos segundos, el conocimiento y la capacidad de respirar. Si no recibe atención inmediata, la consecuencia es el fallecimiento en cuestión de minutos. Un reconocimiento médico puede descartar la muerte súbita.

Alteraciones congénitas y enfermedad coronaria, causas más frecuentes de muerte súbita

En niños y personas jóvenes es muy común que el origen esté en una alteración congénita del corazón no detectada. “Cuando se empieza a competir, el corazón comienza a funcionar con ritmos altos. En personas con cierto tipo de alteraciones congénitas su corazón no tiene la capacidad de reducir la frecuencia cardíaca cuando se llega a esos ritmos elevados”, explica el Dr. Juan Diego Párraga, de la Unidad de Medicina Deportiva del Hospital IMSKE.

La muerte súbita también puede partir de una alteración anatómica en la posición de las arterias del corazón, “que provoca una isquemia (o falta de riego sanguíneo) y que en el peor de los casos progresa hasta el infarto de miocardio”, matiza el Dr. Párraga.

Por ello, antes de empezar a practicar un deporte de forma habitual es importante descartar alteraciones morfológicas y de la parte eléctrica del corazón en los jóvenes menores de 35 años y de cardiopatías isquémicas o coronarias en pacientes de mayor edad. “Con un reconocimiento médico completo se descartaría más del 90 % de las causas de riesgo de muerte súbita”, asegura el Dr. Párraga.

Preparación para pruebas de larga distancia

En los últimos años han proliferado las carreras de larga distancia. Y, sin perder de vista nunca que la actividad física es siempre motor de salud, no es menos cierto que para disfrutar del deporte con seguridad es imprescindible prepararse para el grado de intensidad al que se va asometer nuestro cuerpo. “Una falta de preparación puede tener consecuencias como alteraciones importantes del sistema renal, daño en tejido muscular, golpes de calor, pero sobre todo una exigencia máxima del sistema cardiovascular”.

En España no hay una ley que prohíba participar en competiciones deportivas por causa médica, ni que regule los reconocimientos necesarios para su práctica. En países como Italia, donde se exige un certificado médico desde los años 80, los casos de muerte súbita han descendido un 80%.

Unidad de Medicina Deportiva en el Hospital IMSKE

La Unidad de Medicina Deportiva del Hospital IMSKE cuenta con un equipo multidisciplinar formado por médicos del deporte, traumatólogos, cardiólogos, fisioterapeutas y readaptadores. El Dr. Juan Diego Párraga se ha incorporado recientemente. Especialista en medicina del deporte, el Dr. Párraga ha estado al frente del deporte nacional de Colombia desde distintos cargos, entre ellos, como médico del Comité Olímpico del país sudamericano. “Los reconocimientos médicos deportivos son la herramienta más efectiva para reducir la muerte súbita, prevenir la evolución de enfermedades como la obesidad, la hipertensión o la diabetes. Por otro lado, y al margen de cuantificar el riesgo cardiovascular, ayuda a prevenir lesiones. Durante las pruebas analizamos antecedentes de lesiones y cuantificamos el riesgo de recidivas. Estudiamos toda esa información en su conjunto para establecer una rutina de trabajo que ayude, por ejemplo, al control de inestabilidades articulares”, explica.

El hospital IMSKE ofrece reconocimientos médico deportivos adaptados al grado de exigencia de cada deportista: profesional, aficionado e infantil.

Más allá de contar con unas instalaciones de vanguardia, o con un equipo multidisciplinar con estrecha relación profesional con el mundo deportivo, el Dr. Parraga destaca el seguimiento del paciente como valor diferenciador de IMSKE en la realización del reconocimiento médico deportivo. “Debe existir un seguimiento periódico; nuestra responsabilidad es acompañar al paciente en su evolución para garantizar unos resultados positivos”.

Language