¿Cómo frenar la artrosis?

¿Cómo frenar la artrosis?

Dr Fragío

La artrosis, también denominada osteoartritis, es una enfermedad reumática que en España se ha estimado que afecta al 29.35% de las personas de más de 40 años. Esto supone aproximadamente 7 millones de españoles. El Doctor Jorge Fragío, reumatólogo de IMSKE, explica en qué consiste esta patología y sus particularidades. Además, ofrece consejos muy útiles para prevenir y frenar el desgaste de las articulaciones y cartílagos. Si quieres saber cómo frenar la artrosis, sigue leyendo…

¿Qué es la artrosis y cómo afecta al sistema musculoesquelético?

Es una enfermedad crónica y degenerativa de los cartílagos articulares. En esta patología se produce un proceso conocido como mecanoinflamación. Es decir, alteraciones mecánicas que derivan en inflamación y posteriormente destrucción de los cartílagos.

Aunque la osteoartritis puede dañar cualquier articulación, generalmente las partes del cuerpo más afectadas en la artrosis son las manos, la columna cervical o lumbar, las rodillas y caderas. También es frecuente localizarla en la columna cervical y lumbar.

Hay pacientes que incluso padecen una artrosis poliarticular, afectándoles la enfermedad a muchas articulaciones.

¿Cuáles son sus síntomas?

Pueden ser variados. Principalmente los síntomas de la artrosis están relacionados con el dolor y con unos chasquidos que se producen al mover la articulación a causa del roce de los extremos de los huesos. Asimismo, es habitual la rigidez matutina de las articulaciones, sensación de entumecimiento, inflamación y sensibilidad en la zona afectada. Todo ello se traduce en una pérdida de movilidad y funcionalidad del paciente.

¿Qué factores pueden desencadenarla?

La osteoartritis no es hereditaria, sin embargo, tiene un componente de riesgo genético muy importante. Otros factores de riesgo son el envejecimiento, la obesidad y el sedentarismo. De hecho, las personas obesas tienen 3 veces más riesgo de presentar esta patología que las personas con peso normal. En el caso de la artrosis de rodilla, la proporción se eleva a 5 veces más. Igualmente, el hecho de tener inestabilidades articulares por traumatismos previos o haber desarrollado una actividad deportiva de impacto. Además, las mujeres tras la menopausia tienen más predisposición a desarrollar artrosis.

¿Qué diferencias existen entre la artritis y la artrosis?

Son dos términos que muy a menudo se confunden. La artritis es una inflamación en la articulación. En cambio, la artrosis, aunque tiene un componente inflamatorio, es fundamentalmente un proceso mecánico y degenerativo que afecta a toda la articulación. La artrosis aumenta su frecuencia con la edad y en jóvenes es infrecuente. Por el contrario, la artritis suele afectar a gente joven en el contexto de enfermedades autoinmunes o inflamatorias.

¿Qué tratamientos farmacológicos ofrecen mejores resultados actualmente para frenar la artrosis?

Los tratamientos disponibles en la actualidad tienen una evidencia científica muy escasa a la hora de frenarla. Existen diferentes líneas de investigación para el desarrollo de nuevos tratamientos encaminados a evitar la degradación del cartílago y/o fomentar la regeneración de éste.

Mientras tanto, el objetivo terapéutico a día de hoy es evitar el dolor y que impacte lo más mínimo posible en la calidad de vida del paciente. En este sentido, existen diversos medicamentos para la artrosis, como los analgésicos, que reducen el dolor entre otros.

¿Qué otras medidas puede tomar el paciente para detener el avance de la artrosis?

En mi opinión, hay tres factores muy importantes:

  1. Un buen diagnóstico médico para detectar factores mecánicos corregibles en los pacientes con artrosis. Si se da el caso, mediante diferentes abordajes (cirugía, fisioterapia, terapia ocupacional …) se puede mejorar la estabilidad de la articulación y con ello reducir la artrosis.
  2. Evitar el sobrepeso, la obesidad y disminuir la masa corporal grasa especialmente, ya que aumenta la probabilidad de padecer esta enfermedad.  
  3. El ejercicio físico para mejorar la funcionalidad del paciente e incluso con el fin de frenar la progresión estructural de la osteoartritis. Las articulaciones bien protegidas por una musculatura fuerte se ven menos afectadas por esta patología.

La alimentación es una de las claves que has destacado para prevenir la artrosis ¿Qué tipo de nutrición se aconseja?

Soy un gran defensor de la dieta mediterránea ya que aporta muchos beneficios y grandes alimentos para la artrosis en particular y para la salud en general.  Recomiendo una dieta lo más variada y equilibrada posible, con productos de la tierra, de proximidad y de temporada. También que sea una dieta muy rica en aceite de oliva virgen extra, además de frutos secos, especialmente almendra y nueces.

Asimismo, es aconsejable algún alimento en crudo como frutas, verduras o semillas para mejorar la salud de la flora intestinal.  No hay que olvidar que las articulaciones y los huesos van muy ligados a la salud en general. Si se mejoran éstas, los pacientes también mejorarán su salud en general y viceversa.

La actividad física es también importante. ¿Qué ejercicios son recomendables?

Las recomendaciones deben ser individualizadas a cada paciente, en función de sus propias circunstancias y necesidades. Es importante subrayar al paciente la necesidad de la práctica de ejercicio físico todos los días y los beneficios que ello conlleva. Desde salir a pasear a diario para que les el sol y generar vitamina D, hacer deportes que sean de su agrado e incluso aconsejarles el asesoramiento de un profesional que les indique ejercicios recomendables para cada tipo de caso de artrosis.

Precisamente el deporte como agente de salud forma parte de la filosofía de IMSKE. Por ello, contamos con reconocidos médicos rehabilitadores y entrenadores deportivos que guían a los pacientes sobre cómo prevenir la artrosis, a adquirir un buen hábito de actividad física para que sean autónomos a la hora del autocuidado. En el tratamiento para la artrosis desde el punto de vista fisioterapéutico y de readaptación, se realizan ejercicios para la artrosis de rodilla, cadera, manos, entre otros, encaminados a mejorar la movilidad y funcionalidad.

¿El abordaje multidisciplinar de la osteoartritis ofrece mejores resultados para frenar la artrosis?

Sin duda alguna. El abordaje multidisciplinar ofrece múltiples beneficios para el paciente. Sin embargo, en el sistema sanitario actual, logísticamente es complicado en muchas ocasiones. En cambio, el modelo asistencial de IMSKE integra el abordaje multidisciplinar en el centro de su proyecto sanitario. Al ser un hospital monográfico del sistema musculoesquelético y reunir todas las especialidades médicas y de la salud que interviene en el cuidado del aparato locomotor, se posibilita este tipo de abordaje en un único centro. Un factor que, sin lugar a dudas, redunda en una mejor y más rápida recuperación del paciente.

¿Cómo influye el sedentarismo y el estrés de la vida actual en una mayor probabilidad de padecer enfermedades reumáticas?

Más que el estrés, es la forma en que manejamos las situaciones estresantes. Hay pocas dudas de que influye en el desarrollo de cualquier enfermedad autoinmunitaria y enfermedades inflamatorias crónicas. También produce una serie de cambios en el estilo de vida y los hábitos que conducen al sedentario.

El sedentarismo es letal para las articulaciones y para la salud en general. El paciente sedentario va perdiendo rango articular y elasticidad en articulaciones como la columna o las caderas, la musculatura pierde tono y da paso a la grasa como protagonista de su distribución corporal.  Además, las partes blandas como los tendones, ligamentos y cápsulas articulares, que se adaptan a las demandas del paciente, se muestran laxas, de mala calidad, incapaces de estabilizar con garantías la articulación. Todo ello va a favorecer la artrosis, sin lugar a duda. La lectura positiva es que todo esto es reversible.

¿Qué has encontrado en la reumatología que no hayas encontrado en otra especialidad de la medicina?

Desde el principio de la carrera me sentí fascinado por todas las disciplinas de la medicina. Me resultaban especialmente atractivas las especialidades en las que podía manejar datos objetivos que me invitaban a estudiar y a entender qué es lo que le pasaba a los pacientes. Cuando apareció la reumatología en mi vida, me encontré por primera vez una especialidad con unas enfermedades que me supusieron un verdadero reto intelectual de entender por su complejidad en su base genética, inmunológica y la diversidad de los síntomas que mostraban los pacientes. Desde entonces cultivé esa atracción por la inmunología y la reumatología.

Jorge, has sido primer número MIR de tu promoción y obtuviste el premio final de residencia en el Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia. ¿Qué te ha llevado a compaginar tu carrera profesional en IMSKE?

Los reconocimientos me motivan a seguir formándome para ayudar a los pacientes. En la actualidad, me siento muy afortunado de poder desarrollar parte de mi carrera profesional en IMSKE porque me parece un proyecto muy necesario en el sistema ya que es un modelo asistencial que posiciona al paciente en el centro. Igualmente, permite realizar un abordaje integral y multidisciplinar de las patologías osteomusculares, con una excelencia asistencial.

¿Cuál es tu principal motivación para dar lo mejor de ti mismo en tu trabajo diario?

La medicina, y con ella la reumatología, ofrece un reto intelectual diario que siempre es estimulante. Te lleva a seguir formándote y dar lo mejor de ti en cada momento. Eso unido a que todos los días tratas con personas enfermas que están sufriendo, supone un mayor estímulo que te hace sacar lo mejor de ti desde todos los puntos de vista, tanto médico como humano.

¿Qué es lo que más te satisface de tu profesión?

En la línea de lo anterior, lo que más me satisface es todo lo que aprendo cada día y fundamentalmente la oportunidad de ayudar a la gente y contribuir a que tengan una mayor calidad de vida.

¿De quién has aprendido más en tu especialidad?

Sin duda alguna, de mi maestro, profesor y mentor, el doctor Román Ivorra. Desde que lo conocí, me magnetizó por su forma de entender el ejercicio de la medicina, en la que el paciente es nuestra razón de ser. Muchas de sus lecciones, especialmente el ser sensible a las emociones del ser humano que tienes delante y no sólo entender a las personas como “casos”, las llevo en mi día a día. Me sirven para dar lo mejor como reumatólogo.

Por otro lado, de mi mujer, la doctora Roxana González. Tuve la oportunidad de conocerla durante mi formación y me pareció que me enfrentaba a la mejor médico que había visto, con una potencial clínico y humano enormes. No desaproveché la oportunidad desde todos los puntos de vista. Además de aprender infinitamente de ella como médico cada día, me siento tremendamente afortunado de compartir mi vida con ella.

Palabra clave: artrosis, ¿cómo frenar la artrosis?

Long tail: alimentos para la artrosis, medicamentos para la artrosis, cómo prevenir la artrosis, ejercicios artrosis de rodilla, artrosis de cadera ejercicios recomendados, tratamiento para la artrosis, artrosis manos, artrosis rodilla, artrosis cervical, artrosis lumbar, artrosis de cadera, diferencias entre artritis y artrosis, qué es la artrosis, síntomas de artrosis

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 3)
× ¡Whatsapp!