Fractura de Muñeca: tratamiento, recuperación y prevención

Fractura de mano IMSKE

Fractura de Muñeca: tratamiento, recuperación y prevención

Fractura de mano IMSKE

Fractura de muñeca: tratamiento, recuperación y prevención

 

La fractura de muñeca es una lesión frecuente en el aparato locomotor que afecta a una de las áreas anatómicas más complejas de nuestro cuerpo y repercute directamente en nuestra calidad de vida.  Entre las más habituales, está la fractura de colles, en la que se produce una quebradura distal del radio y donde es fundamental abordar de forma individualizada y multidisciplinar cada caso clínico, para realizar un tratamiento adecuado y una rehabilitación con las máximas garantías.

En IMSKE contamos con una unidad de especialización destinada íntegramente a la Mano y Muñeca para atender de forma integral sus patologías en único centro hospitalario referente en el sistema musculoesquelético. Un equipo médico multidisciplinar y experto en la materia como traumatólogos, médicos rehabilitadores, fisioterapeutas y readaptadores intervienen en cada una de las fases en el tratamiento y rehabilitación de una fractura de muñeca. Si quieres saber la terapia indicada para este tipo de lesiones, los ejercicios específicos para una adecuada recuperación, además de consejos para su prevención, entre otros detalles, ¡lee con atención! 

 

Causas y factores de riesgo

Las fracturas de muñeca son muy frecuentes en dos tipos de pacientes: 

1 – Personas jóvenes que sufren esta lesión a causa de un traumatismo de alta energía como, por ejemplo, accidentes de tráfico o derivados de la práctica deportiva. 

2 – Personas de avanzada edad, sobre todo mujeres de más de 60 años ya que generalmente presentan mayor fragilidad ósea a causa de la menopausia. En este tipo de pacientes, las fracturas de muñeca suelen producirse por traumatismos de baja energía, como caídas accidentales. 

Como factores de riesgo debes saber que la osteoporosis y la fragilidad ósea aumentan la probabilidad de padecer este tipo de facturas. 

 

Diagnóstico y tratamiento

A nivel general, el diagnóstico de una fractura de muñeca comprende un examen físico de la zona afectada y pruebas médicas como una radiografía simple con dos proyecciones y una exploración por tomografía computarizada (TC) que proporciona mayor precisión del desplazamiento de los fragmentos. Además, es necesario comprobar si existe una afectación articular.

En IMSKE, nuestro objetivo en el tratamiento de fracturas de muñeca no es sólo restaurar su función, sino conseguir la máxima congruencia articular para recuperar una completa y precoz funcionalidad de la muñeca, así como evitar la aparición de artrosis. Llevamos a cabo dos tipos de tratamientos:

1 – Tratamiento ortopédico o conservador (no quirúrgico). Indicado para las fracturas más simples, consiste en una manipulación mediante reducción cerrada para conseguir la alineación de los fragmentos hasta la colocación del hueso. 

2 – Tratamiento quirúrgico. Se realiza en fracturas complejas con afectación articular en las que no es posible el tratamiento conservador. Se lleva a cabo una reducción abierta y fijación interna de una placa en la muñeca que une los fragmentos óseos en su posición anatómica. 

 

En nuestra firme apuesta por la excelencia asistencial, los traumatólogos de IMSKE abordan el tratamiento de esta lesión con el máximo nivel de precisión en el quirófano y utilizan técnicas mínimamente invasivas, como la artroscopia, para comprobar la correcta congruencia articular. De este modo, garantizamos una armonía funcional en los movimientos de la muñeca y evitamos el desarrollo de una artropatía degenerativa o la aparición del dolor por alteración biomecánica. 

 

Rehabilitación y readaptación

Tras el tratamiento ortopédico o quirúrgico, en IMSKE realizamos un seguimiento personalizado del paciente en las plantas 1 y 2 del hospital donde iniciamos el proceso de rehabilitación y readaptación de forma multidisciplinar a cargo del médico rehabilitador, el fisioterapeuta y el readaptador físico. Una sinergia perfecta entre especialidades para lograr un rango articular completo, además de una pronta y segura recuperación del paciente. 

La magnetoterapia inductiva de alta intensidad es clave para acelerar el proceso de reparación de los tejidos afectos. Por eso, en IMSKE contamos con esta innovadora aparatología que complementamos con ejercicios fisioterapéuticos adaptados a cada paciente para el fortalecimiento de muñeca, mano y brazo, así como ejercicios de propiocepción y de movilidad articular. 

Posteriormente, en la fase de readaptación, recomendamos ejercicios de movilización articular pasivos asistidos a los que se añadirán progresivamente ejercicios de movilidad activa, además ejercicios graduales de carga, entre otros ejemplos.  

 

Prevención

Como medidas preventivas para reducir el número de fracturas por fragilidad ósea, en IMSKE te aconsejamos que lleves un control y seguimiento adecuado de tu calidad ósea con la realización de pruebas como densiotrometrías óseas a partir de ciertas edades, además de asistir a programas de prevención de osteoporosis, realizar ejercicio físico moderado para mejorar la calidad ósea y potenciar una nutrición adecuada con un correcto aporte de calcio y vitamina D. Y si en alguna ocasión requieres de asistencia médica o necesitas consultar cualquier tipo de duda, no olvides que nuestro equipo médico está a tu disposición. 

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.