Prótesis de cadera: consejos y ejercicios para una adecuada recuperación

Prótesis cadera IMSKE

Prótesis de cadera: consejos y ejercicios para una adecuada recuperación

Prótesis cadera IMSKE

La rehabilitación tras una operación de prótesis de cadera es una de las cuestiones que más suele inquietar a los pacientes que requieren de este tipo de cirugía. El tiempo medio de recuperación, tipo de ejercicios, dolor y cómo llevar a cabo el día a día, son algunas de las preguntas más frecuentes.  Hoy tratamos de resolver muchas de estas dudas explicándote con detalle el proceso de recuperación de una prótesis total de cadera.

Indicaciones previas a una operación de prótesis de cadera

Desde nuestra unidad especializada en cadera y pelvis te facilitaremos las pautas preparatorias que deberás seguir antes de esta cirugía.  Además, te ofreceremos una serie de consejos sobre cómo debes acondicionar tu hogar ante una prótesis de cadera. Retirar alfombras para evitar caídas, contar con una silla alta con asiento firme y reposabrazos, una cama también alta y colocar un alzador en el WC para ganar altura, son algunas de las recomendaciones para facilitar tus primeros días en casa.

Primeros cuidados después de una operación de prótesis de cadera

    1. La rehabilitación de una prótesis de cadera se inicia el mismo día de la cirugía. En general por la tarde, con un programa de ejercicios pautado por el médico rehabilitador y que ejecutarás con la ayuda del fisioterapeuta.
    2. El tiempo de recuperación de una prótesis de cadera se suele situar generalmente entre 2 y 4 meses. Sin embargo, dependerá del tipo de paciente y de sus propias condiciones. Más adelante, te explicaremos el tipo de ejercicios que contempla el programa de rehabilitación a nivel de fisioterapia y readaptación.
    3. Inicialmente, para poder llevar a cabo tu vida con mayor normalidad podrás utilizar un andador o bastón bajo recomendación médica. No olvides que el bastón tiene que ir en la mano contraria a la parte intervenida.
    4. Para subir y bajar escaleras, deberás subirlas con la pierna sana y bajarlas con la operada.
    5. Las posturas para dormir con prótesis de cadera es otra de las dudas frecuentes de los pacientes. Recomendamos dormir en posición boca arriba y con las piernas separadas, al menos durante un mes.
    6. Otros cuidados después de operación de prótesis de cadera es ducharse con precaución para no mojar la herida.

Igualmente, es muy importante que evites:

      1. cruzar las piernas
      2. agacharte sin flexionar las rodillas
      3. realizar giros bruscos sobre la parte intervenida
      4. hacer viajes largos
      5. y, por supuesto, sentarte en zonas bajas.

Para entrar en el coche, te recomendamos que los asientos no sean excesivamente bajos.  Los puedes retirar hacia atrás con el objetivo de tener el máximo espacio posible para colocar las piernas. Deberás sentarte primero y luego girar el cuerpo y las piernas en bloque, deslizándote posteriormente hacia atrás.

REHABILITACION CADERA

Rehabilitación postoperatoria de una prótesis de cadera

Ejercicios en el hospital y en casa

La rehabilitación es fundamental en una prótesis de cadera. Nuestro consejo es que seas muy constante en la práctica de ejercicios para conseguir una adecuada y rápida recuperación.

El objetivo principal del programa de rehabilitación es obtener la máxima funcionalidad posible del paciente. Es decir, que puedas hacer toda su actividad diaria sin dolor, sin molestia y que incluso puedas llevar a cabo una práctica deportiva.

Como te decíamos antes, la rehabilitación se inicia la misma tarde de la operación. El fisioterapeuta realizará contigo la primera sesión en la habitación durante la tarde después de haber sido intervenido. Te ayudaremos a sentarte y, de ahí, a ponerte de pie. Igualmente, te facilitaremos un andador para que ganes seguridad en tus primeros pasos. Además, te instruiremos en una serie de ejercicios que deberás continuar en tu propia casa para avanzar en la rehabilitación.

En la práctica de estos ejercicios, respetamos el dolor del paciente, buscando siempre aquellos movimientos que causen menos molestias. Evitaremos los primeros días las aproximaciones, las aducciones de cadera (ADD, aproximar la pierna de fuera hacia dentro) y las abducciones (ABD, separar la pierna llevándola del centro hacia fuera) muy pronunciadas. Tampoco realizaremos trabajos de resistencia. La idea es ir añadiendo dificultad en los ejercicios poco a poco.

También llevaremos a cabo en el hospital un trabajo de fuerza activo con el fin de activar la musculatura periarticular lo antes posible.

Ejercicios en la planta de fisioterapia de IMSKE

Después de unos 10 o 12 días de la intervención y de haber continuado con los ejercicios de rehabilitación por ti mismo en casa, el equipo de fisioterapia de IMSKE seguirá contigo el trabajo de rehabilitación. El objetivo es continuar con este proceso bajo supervisión médica y de nuestros fisioterapeutas, con la ayuda de una amplia aparatología que disponemos en nuestras instalaciones.

Revisaremos los ejercicios que has estado haciendo y comprobaremos la movilidad que has ido ganando. A partir de ahí proseguiremos con los ejercicios aumentado el nivel y empezaremos a añadir nuevos haciendo uso de ejercicios contra resistencia, utilizando bandas elásticas, por ejemplo. Practicaremos ejercicios como el levantamiento y el trabajo de marcha para que poco a poco vayas soltando el andador y seas completamente independiente sin la ayuda de ningún apoyo externo.

Nos serviremos de la cinta para practicar la marcha y de la máquina HUR para fortalecer los isquiotibiales y cuádriceps. También trabajaremos la potenciación de la musculatura de cadera con otras máquinas que ponemos a tu disposición en IMSKE como la Keisser. Además, podremos practicar algunos ejercicios en piscina para prótesis de cadera.

Readaptación

La última fase de tu recuperación la podremos llevar a cabo en la planta 2 de IMSKE, destinada a la readaptación, con ejercicios para fortalecer la articulación con la prótesis de cadera. De este modo, buscaremos que mejore la estabilidad de la articulación, tolere la carga y que contribuya a que la marcha sea equilibrada.

Trabajaremos los extensores de cadera, como los glúteos mayor y medio sobre todo, además de los erectores de espalda ya que ayudan a la correcta posición de la cadera. Igualmente, los flexores de cadera como el psoas, rotadores internos y externos de cadera, aductores, isquiotibiales y glúteos, así como los cuádriceps.

Una vez hayamos trabajado los músculos diana, abordaremos la estabilidad de esa articulación a nivel propio perceptivo de equilibrio sin plataformas inestables. Nuestro objetivo es también que la articulación sea estable en todos los planos. Además, continuaremos con ejercicios mono podales para contribuir a la marcha a subir y bajar escalones.

A la par, potenciaremos el equilibrio para los movimientos funcionales del día a día e incluso te enseñaremos a reaccionar ante un tropezón o a evitar una caída.

Más información:

En nuestra página web, en la sección de ejercicios e indicaciones,  dispones de más información de utilidad sobre el proceso de rehabilitación de una prótesis total de cadera. Desde consejos de posturas y movimientos, cómo realizar los ejercicios de rehabilitación, hasta medidas para prevenir posibles complicaciones, entre otras cuestiones.

Si te surge alguna pregunta, recuerda nuestro teléfono de atención al paciente: 963 690 000. Llámanos, estaremos encantados de resolver todas tus dudas.

 

Palabra clave: prótesis de cadera

Long tail: operación prótesis de cadera, prótesis de cadera recuperación, prótesis total de cadera, rehabilitación prótesis de cadera, tiempo de recuperación prótesis de cadera, dolor después de prótesis de cadera, ejercicios para fortalecer prótesis de cadera, posturas para dormir con prótesis de cadera, cuidados después de operación de prótesis de cadera, ejercicios en piscina para prótesis de cadera