Comidas de Navidad: 5 consejos para sobrevivir a los excesos

comida navidad IMSKE

Comidas de Navidad: 5 consejos para sobrevivir a los excesos

comida navidad IMSKE

Digestiones pesadas, indigestiones, acidez de estómago, aumentos de colesterol, kilos de más, subidas de la tensión arterial … son protagonistas todos los años en las fiestas navideñas. Con las comidas de Navidad, nos enfrentamos a las semanas más calóricas del año a causa de alimentos de alto contenido en grasas, dulces y alcohol.

En IMSKE queremos ayudarte a sobrevivir a los excesos de estos días. Por ello, te brindamos una serie de consejos para afrontar con garantías la comida típica de Navidad y que tu salud se resienta lo menos posible. No se trata de hacer dieta o evitar ciertos alimentos, pero sí de sortear los atracones, controlar la ingesta de grasas y el consumo de alcohol. Toma nota de estos consejos:

  1. Elige alimentos de calidad

Normalmente, los productos de calidad siempre se digieren mejor: carnes, pescados, marismos, embutidos como el jamón ibérico… Para las comidas de Navidad, escoge productos de calidad, de temporada y de proximidad con el objetivo de que te aporten saciedad y un mayor valor nutritivo.

  1. Evita las frituras

Las técnicas culinarias más adecuadas son al horno, al vapor, a la plancha, asados, cocidosañadiendo ingredientes de calidad, como aceite de oliva virgen extra. Otra opción de menús de Navidad pueden ser los guisos, de cordero o de ternera, por ejemplo. Evita las frituras e ingredientes de mala calidad como aceites vegetales refinados.

  1. Disfruta con moderación

No te sobrepases con en el tipo de ingestas y cantidades demasiado excesivas en las comidas de Navidad. Disfruta de unas raciones apropiadas que tu cuerpo pueda asimilar ya que estos consumos no son habituales en otras épocas del año.

Saborea con precaución harinas, salsas procesadas y dulces navideños como turrones, polvorones y mazapanes. No te excedas con el alcohol y refrescos azucarados. Recuerda, igualmente, hidratarte bien con agua.

  1. Busca el equilibrio y no pierdas el hábito saludable.

Guarda un equilibrio entre disfrutar de la gastronomía de las comidas de Navidad y cuidar de tu salud para el funcionamiento correcto de tu organismo. Sigue con la alimentación habitual y saludable el resto de ingestas de estos días. A veces, por pensar que nos hemos pasado las fechas más festivas como Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Reyes, ya no respetamos la alimentación el resto de los días. Y es ahí donde marcamos la diferencia entre disfrutar los días de celebraciones a pasarnos a todo el periodo de Navidad de excesos. Mantén también el nivel de actividad física y el descanso diario.

  1. Escucha a tu cuerpo

Estate atento a las señales de saciedad de tu organismo.  De este modo, evitarás finalizar las comidas de Navidad con síntomas de pesadez o dolores intestinales. No fuerces a tu organismo a cumplir con un determinado número de ingestas si te has excedido en la comida anterior. Espera a que vuelva a aparecer esa hambre real y dale a tu estómago tiempo para digerir.

Si estás confeccionando tus recetas de Navidad para estas fechas, te aportamos algunas ideas:

  • Ideas de entrantes para Navidad.

Como aperitivos de Navidad puedes decantarte si es posible por embutidos como el jamón ibérico de bellota o quesos de calidad. También el marisco es protagonista como langostinos, gambas, pulpo, entre otros. Con estos ingredientes puedes configurar entrantes para Navidad originales. ¡Dale rienda suelta a tu imaginación!

En las comidas de Navidad, recuerda consumir con moderación las harinas que suelen acompañar al consumo de jamón, algunos alimentos fritos o salsas que pueden cocinarse con los mariscos para los entrantes de Navidad.

  • De plato principal, carne o pescado.

Te aconsejamos carnes como ternera, cordero y pavo ya que son muy típicas en las comidas de Navidad y con ellos puedes confeccionar menús de Navidad fáciles.  Si es posible, mejor que provengan de animales de pasto. En cuanto a los pescados, opta preferiblemente por los de proximidad y frescos, en lugar de los de piscifactorías. Una buena opción sería, por ejemplo, los pescados de la lonja de Valencia.

Si prefieres la opción de pescados azules, da prioridad a los de tamaño pequeño ya que los grandes como atún y salmón acumulan mucho mercurio.

  • De guarnición, vegetales de temporada.

Introducir verduras o tubérculos como guarnición en tus comidas de Navidad te ayudará a confeccionar un menú navideño más saludable. Utiliza técnicas culinarias como al horno, al vapor o a la plancha, en vez de frituras.

  • De postres, dulces navideños con mesura y algo de fruta.

Disfruta de turrones, polvorones, mazapanes y el típico roscón de Reyes de forma moderada. Recuerda que son alimentos muy ricos en azúcar y que un exceso en su consumo te podría ocasionar malestar y pesadez. Para el postre puedes introducir también alguna pieza de fruta, como la piña, que te facilitará la digestión de los alimentos ricos en proteínas, entre otros beneficios.

En resumen, disfruta con moderación de las comidas de Navidad. Te lo agradecerá tu organismo. Y si tienes alguna duda, no olvides que en IMSKE dispones de una Unidad de Nutrición que te puede asesorar sobre todos los aspectos nutricionales para mejorar tu bienestar y calidad de vida. ¡Felices Fiestas!

 

Palabra clave: comidas de navidad

Long tail: menús de navidad, menús de navidad fáciles, entrantes navidad, entrantes para navidad, entrantes para navidad originales, entrantes de navidad, comida típica de navidad, aperitivos de navidad, recetas de navidad,

RESERVA TU CITA