Ejercicio físico en Navidad: 5 pautas para mantener la rutina y no perder la forma

ejercicios navidad IMSKE

Ejercicio físico en Navidad: 5 pautas para mantener la rutina y no perder la forma

ejercicios navidad IMSKE

En Navidad a veces ocurre que, bien por falta de tiempo, porque cambia nuestra rutina o por pereza, dejamos un poco de lado el hábito saludable de hacer ejercicio físico. Esto, unido a los excesos de las comidas de Navidad, puede pasar factura a nuestro organismo.

Ya sabes que en IMSKE apostamos por el ejercicio como agente de salud. Por ello, te animamos a evitar el sedentarismo y a seguir estas pautas que te detallamos a continuación para que sigas con tu rutina deportiva y no pierdas la forma en Navidad.

  1. Organízate y planifica los días de ejercicio físico

Lo más importante es no perder el hábito que has incorporado durante el año de hacer algo de ejercicio a la semana. En Navidad, te recomendamos que busques estrategias para no perder esa rutina. Es conveniente que te fijes un pequeño horario de entrenamiento u objetivo diario/semanal. De este modo, te sentirás con la necesidad de cumplir dichas metas e intentarás priorizar el ejercicio físico planificado. Eso sí, márcate unos objetivos realistas y asumibles para cumplir en esta época del año.

  1. Practica el ejercicio físico habitual al que estas acostumbrado

En anteriores posts hemos hablado de los múltiples beneficios del ejercicio físico. Te aconsejamos que la práctica deportiva sea la habitual a la que vengas haciendo antes de Navidad. Si estás acostumbrado a practicar 1 hora de ejercicio al día o cada dos días, intenta continuar con esa rutina o que sea lo más parecida posible.

  1. Realiza ejercicio físico práctico y que no te robe mucho tiempo

Entre todos tus planes navideños, busca algún momento para el ejercicio físico práctico, ya sea en casa, en el gimnasio o al aire libre. Escoge la opción que te resulte más cómoda o combínalas. Trata de compaginar un trabajo aeróbico con ejercicios de fuerza física con el fin de mantener la masa muscular y la densidad ósea.

    1. a) Ejercicio físico en casa

Existen multitud de ejercicios físicos para hacer en casa. Te recomendamos combinar aquellos que sean de tu agrado con otros tipos de ejercicios físicos de tronco inferior y superior como:

-sentadillas

-puentes en el suelo boca arriba

 – y extensiones de cadera

De este modo, potenciarás los músculos de la cadena posterior como los glúteos y los isquiotibiales. El objetivo es fortalecer y seguir dando estimulo de trabajo a los músculos para que tengan cierta carga. Así, ayudarás a amortiguar una pérdida de forma y, aunque no sea tu entrenamiento habitual, contribuirás a mantener tu estado físico en Navidad.

    1. b) Hacer deporte al aire libre

También puedes optar, por ejemplo, por un ejercicio aeróbico como salir a andar, a correr o ir en bici. Si tienes la ocasión, aprovecha para disfrutar de los deportes de invierno.

    1. c) Ejercicio físico en el gimnasio

Nuestro consejo es que potencies una tabla de ejercicios físicos que implique trabajos completos de toda la musculatura para optimizar el entrenamiento si tienes poco tiempo.  De este modo, quemarás más calorías.

Igualmente, puedes realizar un entrenamiento de intervalos de alta intensidad (High-intensity interval training) si no padeces ninguna patología que lo impida. Este tipo de ejercicio físico te ayudará a estimular el cuerpo a nivel cardiopulmonar y muscular, con picos altos de intensidad. Asimismo, no lleva mucho tiempo y acelera el metabolismo, ayudándote a utilizar mejor la grasa a tu favor.

 

  1. Involucra a familiares y amigos.

Además de fomentar un estilo saludable entre tus seres más queridos, os animaréis y motivaréis unos a otros para cumplir con los objetivos de ejercicio físico y salud.

No debes olvidar que otro aspecto fundamental es mantener una alimentación saludable, variada y equilibrada que te ayude a cumplir tus metas deportivas con energía. Ello no significa que no puedas disfrutar de la gastronomía típica de la Navidad, sino que busques un equilibrio y recuerda que el alcohol mejor con moderación.

Intenta andar antes y después de las comidas más pesadas ya que te ayudará a asimilar mejor todas las comidas.  Precisamente, en este otro post que publicamos recientemente, te aportamos consejos muy útiles cobre cómo sobrevivir a los excesos de las comidas de Navidad.

Igualmente, dedica el tiempo necesario a descansar y dormir. Ello contribuirá a que recuperes la fuerza para poder continuar con la práctica regular de ejercicio físico.

Si no tienes una rutina para hacer deporte o en la realización de ejercicio físico, ¡nunca es tarde para empezar!

En la planta 2 de IMSKE dispones de una sala de entrenamiento donde podrás iniciarte en la práctica deportiva y mantener también tu rutina de entrenamiento fuera de casa. Cuenta con todas las medidas de seguridad e higiene y con un equipamiento de alto nivel para poder sacar el máximo rendimiento deportivo. Además, estarás acompañado de Pau Calatayud, nuestro preparador físico y readaptador, que te podrá asesorar en una práctica deportiva adecuada y programar una serie de ejercicios de fuerza.  Ya lo sabes, disfruta de la Navidad y apuesta por el ejercicio físico.  ¡Felices Fiestas!

Palabra clave: ejercicio físico, Navidad

Long Tail: ejercicio físico en casa, ejercicios físicos para hacer en casa, beneficios del ejercicio físico. Ejercicios de educación física, hacer deporte, ejercicio físico y salud, tipos de ejercicios físicos, tabla de ejercicios físicos, ejercicios de fuerza física,

RESERVA TU CITA