Volver a andar en 28 días

Volver a andar en 28 días

Andar en 28 días

Yoneida: Volver a andar en 28 días.

 

El 20 de julio Yoneida Mohamed fue arrollada por una moto en Melilla. El atropello, que la arrastró más de 20 metros, se saldó con múltiples lesiones. En cadera. En rodilla. En fémur. En cúbito. En el nervio ciático. Y quemaduras en buena parte del cuerpo. Tras 13 días de ingreso en UCI y dos intervenciones con coma inducido, Yoneida volvía a nacer.

Dos meses después, y tras recibir el alta del Servicio de Traumatología del Hospital Universitario Torrecárdenas, en Almería, empezó una nueva etapa en la que Yoneida supo desde el principio que tendría que echar el resto: su rehabilitación. Consciente de ello, volcó esfuerzos en dar con la mejor opción. Y así, llegó al Hospital IMSKE.

“Entré postrada en una cama. No podía moverme”, recuerda. Una semana después, su movilidad despertaba. En cuatro semanas Yoneida ha recuperado, aunque con mucha precaución, la marcha. Y vuelve a ser autónoma.

 

Rehabilitaciones de larga estancia en IMSKE: empatía y trabajo diario

Las rehabilitaciones de larga estancia en el Hospital IMSKE requieren la labor conjunta de traumatólogos, médicos rehabilitadores, especialistas en tratamiento del dolor y fisioterapeutas. De forma multidisciplinar, se pauta un tratamiento y una rutina de trabajo. Que precisa de sesiones de mañana y tarde.

La cercanía, tanto en el plano profesional como afectivo, se traduce en resultados sorprendentes. Como en Yoneida. “Sin duda destacaría el factor humano”, afirma con rotundidad. “La cercanía, el cariño, la seguridad de estar en manos de grandes profesionales…te sientes como parte de una gran familia, en la que el trato es exquisito, desde el fisioterapeuta el médico rehabiltador hasta la responsable de cocina e incluso la dirección del hospital”.

Historias trágicas como la vivida por Yoneida requieren toneladas de empatía. “El ritmo lo ha marcado siempre ella. Ha sido pausado, pero continuo. Siempre marcado por sus necesidades terapéuticas, pero también por sus necesidades emocionales”, asegura Pablo Castelló, fisioterapeuta que ha acompañado a Yoneida en su proceso rehabilitador.

La fisioterapia se ha centrado en la marcha, que ha precisado de un trabajo continuo de fortalecimiento. “El trabajo en la piscina ha marcado un antes y un después”, asegura Pablo Castelló. “El avance se aceleró y eso permitió que Yoneida fuera cobrando seguridad en sí misma”.

A los ejercicios básicos de fortalecimiento se ha sumado una importante labor de apoyo psicológico. “Había días malos…era muy importante en esos momentos convencerla de que era capaz de hacer muchas más cosas de las que ella creía”.

 

Tecnología al servicio de la fisioterapia en IMSKE

La capacitación tecnológica del Hospital IMSKE ha sido otra de las piezas importantes en un proceso de rehabilitación tan exigente como el de Yoneida. “Hemos utilizado la radiofrecuencia para ganar rango articular, sobre todo en la rodilla; con la magnetoterapia”