“La empatía del equipo IMSKE no la he encontrado en ningún otro hospital” afirma Francisco Ferrer.

“La empatía del equipo IMSKE no la he encontrado en ningún otro hospital” afirma Francisco Ferrer.

Francisco Ferrer Pozuelo

Francisco Ferrer Pozuelo llevaba años conviviendo con el dolor. “Y perdiendo calidad de vida”, asegura.

El desgaste de su cadera le hizo pasar por distintas opciones terapéuticas que no funcionaron. Finalmente, Francisco recibe la propuesta de formar parte del Plan de Choque que permite acelerar la cirugía en pacientes que no pueden esperar.

“Estuve valorando los distintos hospitales que me ofrecían. Al ver que IMSKE estaba especializado en el aparato musculoesquelético supe que este era mi hospital”, recuerda.

Apenas dos días después de haber contactado con IMSKE, Francisco fue citado para volorar su caso e iniciar el proceso para su intervención. “Fue todo rapidísimo”.

La recuperación

Francisco cuenta cómo le sorprendió que apenas unas horas después de la cirugía, el equipo de fisioterapeutas de IMSKE subiera a su habitación para ayudarle a ponerse de pie. “La estabilidad fue total desde ese mismo momento; pero lo más sorprendente es que el dolor había desaparecido por completo”.

El equipo IMSKE

“Estar en IMSKE es como ir a un hotel de 5 estrellas”, afirma. “La tranquilidad que hay, la atención inmediata ante cualquier necesidad que tengas…es increíble”.

Con todo, las primeras palabras de agradecimiento de Francisco son para el trato cercano de cada uno de los profesionales que le atendió. “Desde los cirujanos, pasando por el personal de enfermería, de administración…si algo define a este equipo es su capacidad de empatizar con el paciente”, afirma.

Idioma