Hernia discal lumbar: ¿cómo aliviar el dolor?

Hernia discal lumbar: ¿cómo aliviar el dolor?

Hernia Discal

La hernia discal lumbar se produce cuando el núcleo pulposo del disco intervertebral se desplaza hacia la raíz nerviosa, presionándola y causando dolor intenso. En muchas ocasiones, el dolor no se origina por la compresión en sí, sino por el proceso inflamatorio que se ocasiona próximo a la raíz nerviosa.

La mayor parte de las hernias de disco en la columna lumbar tienen un tratamiento conservador y no requieren de cirugía. Si quieres saber cómo aliviar el dolor de una hernia discal lumbar a través de la fisioterapia y el ejercicio físico, presta atención a los consejos que te ofrecemos hoy desde IMSKE.

Síntomas de la hernia de disco lumbar

En primer lugar, debes saber que no siempre presenta sintomatología. En el caso de tenerla y afectar a la raíz nerviosa, algunos de los síntomas pueden ser:

      1. Dolor local (lumbalgia o dolor de espalda en los glúteos)
      2. Dolor irradiado (ciática)
      3. Parestesias (trastorno de la sensibilidad de tipo irritativo como el hormigueo)
      4. Y/o falta de funcionalidad en distintos planos de movimiento.

Tratamiento de la hernia discal lumbar

En IMSKE creemos que la mejor forma de abordar  la hernia discal lumbar, es de forma multidisciplinar para obtener una recuperación segura y eficaz del paciente. Para ello, nuestro enfoque implica la sinergia de médicos especializados en columna vertebral y en el tratamiento del dolor junto con fisioterapeutas, nutricionistas y readaptadores físicos.

La inmensa mayoría de las hernias de disco lumbares pueden tratarse con técnicas de fisioterapia encaminadas a disminuir dolor, ganar movimiento, funcionalidad y calidad de vida.

El equipo de fisioterapia de IMSKE lleva a cabo el tratamiento mediante un proceso biopsicosocial. Esto supone el diseño e implementación de estrategias y procesos individualizados y adaptados a las necesidades de cada paciente. En este enfoque, lo importante no es sólo lo que sucede a nivel estructural (bio), sino que se otorga una gran relevancia a los factores psicológicos y sociales, así como a su permanente interacción e interdependencia. Sólo de esta forma podemos conseguir una individualización real para cada uno de nuestros pacientes. Todo dentro de una perspectiva de mejora de salud integral, que contribuirá positivamente a la recuperación del problema de espalda.

¿Cómo aliviar el dolor de hernia discal lumbar?

Realizar una actividad física pautada y guiada por el fisioterapeuta/readaptador es de gran importancia para mejorar la funcionalidad y el dolor que puede ir asociado a una hernia discal lumbar. Ésta puede ir acompañada de técnicas analgésicas durante los primeros estadios más agudos del proceso.

  • Ejercicios para una espalda con una hernia discal lumbar.

El fisioterapeuta /readaptador puede enseñarte diferentes posiciones y ejercicios encaminados a mejorar la funcionalidad de tu espalda. En este sentido, son recomendables ejercicios de movilidad de las zonas lumbar, pélvica, sacra, cadera y dorsal. También resulta de gran eficacia la realización pautada y sistemática de ejercicios de control motor y fortalecimiento muscular como elementos dentro del gran objetivo a conseguir: recuperar la funcionalidad y la autonomía de movimiento.

  • Ejercicios en el gimnasio

Cuando hayas superado los estadios más agudos de tu recuperación, puedes llevar a cabo ejercicios de mayor dificultad e intensidad en el gimnasio, supervisado por nuestros entrenadores, altamente cualificados y en constante trabajo en equipo con los fisioterapeutas y readaptadores. Así, se puede realizar un trabajo para incrementar la capacidad funcional de la espalda, y de la zona lumbar en particular, que permitan controlar mejor las posibles recaídas que puedan aparecer con el paso del tiempo.

En una hernia de disco lumbar generalmente no existen ejercicios prohibidos o contraindicados, aunque es aconsejable que en las fases agudas se eviten aquellos movimientos que irriten la zona o que no se sepan ejecutar de forma correcta. Posteriormente, cuando la sintomatología esté controlada, se pueden explorar todos los rangos de movimiento con diferentes cargas adaptadas a las condiciones del paciente. En definitiva, nuestro máximo objetivo es la individualización del programa de ejercicios para cada persona.

  • Tratamiento fisioterapéutico

En función del caso clínico del paciente, también tienes que saber que en el tratamiento a través de la fisioterapia para hernia discal lumbar se pueden llevar a cabo técnicas invasivas ecoguiadas como la neuromodulación. Una técnica que llevamos a cabo en IMSKE con el propósito de disminuir la hipersensibilización del sistema nervioso central y, con ello, reducir el dolor y aumentar la movilidad del paciente.

Otras técnicas que utilizamos son la magnetoterapia de alta intensidad con un fin antiinflamatorio y de disminución de la hipersensibilidad del sistema nervioso central, además de la neuromodulación no invasiva, que aumenta el metabolismo de la zona tratada. También destaca la radiofrecuencia Indiba que aumenta el flujo de sangre en la zona, aporta mayor oxigenación a los tejidos para mejorar la función motora e igualmente disminuye la hipersensibilidad del sistema nervioso central.

  • Intervención educacional

Uno de nuestros principales compromisos en IMSKE, dentro de los objetivos de un enfoque biopsicosocial, es ayudarte con los más contrastados enfoques de intervención educativa para que puedas comprender mejor los mecanismos de dolor y su relación con las alteraciones de espalda. De esa manera, mejoramos tu autonomía, trabajando sobre el cambio de creencias y conceptos negativos, disminuyendo el miedo y la preocupación que, demostrado científicamente, contribuyen de forma negativa a la experiencia del dolor. No nos conformamos con mejorar tu espalda, aspiramos a mejorar tu calidad de vida en todos los aspectos.

  • Evita el sedentarismo

A pesar de no haber una relación directa entre sedentarismo y la presencia de hernias discales, lo que sí que parece claro es que hacer ejercicio físico de manera regular disminuye las probabilidades de tener dolor de espalda incapacitante que pueda derivarse de una hernia discal. El movimiento es fundamental, por ello es tan importante llevar a cabo una actividad física de forma regular guiada por el fisioterapeuta o preparador físico para aumentar la funcionalidad y la capacidad de tu aparato locomotor, y en este caso concreto, de tu espalda. Además, a nivel nutricional, también es trascendental llevar una alimentación adecuada que no agrave los procesos asociados a una hernia discal lumbar.

En el caso de que el dolor y otros síntomas persistan tras el tratamiento fisioterapéutico, recuerda que en IMSKE también dispones de médicos especializados en columna vertebral y en cirugía de mínima invasión, que podrán valorar si es necesario algún tipo de operación. Si padeces una hernia discal lumbar, solicita una valoración en IMSKE. Estaremos encantados de atenderte y de mejorar tu salud y calidad de vida.

 

Palabra clave: hernia discal lumbar

Long tail:  hernia discal lumbar síntomas graves, hernia discal lumbar síntomas, ejercicios hernia discal lumbar, hernia discal lumbar tratamiento, ejercicios gimnasio hernia discal lumbar, ejercicios para hernia discal lumbar, hernia discal lumbar ejercicios prohibidos, hernia discal lumbar operación, como aliviar el dolor de hernia discal lumbar, tratamiento fisioterapéutico para hernia discal lumbar

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
× ¡Whatsapp!