Lesiones en el hombro cuando navegamos

Lesiones en el hombro

Lesiones en el hombro cuando navegamos

Lesiones en el hombro

Lesiones en el hombro cuando navegamos

Si eres de los afortunados de disfrutar del mar en una embarcación de recreo, este post te va a interesar. Hace unos días, te contábamos algunas de las lesiones deportivas frecuentes en esta época del año y cómo prevenirlas. Hoy queremos hablarte de otro tipo de patologías. En concreto, de una de las lesiones en el hombro que se producen habitualmente cuando navegamos en barco. ¿Quieres saber cuál es? Sigue leyendo…

 

Lesiones habituales en un barco

Las principales lesiones en un barco son generalmente las producidas por un traumatismo directo con algún elemento de la embarcación o bien por caídas. Destacan frecuentemente las lesiones en el hombro como pueden ser lesiones tendinosas de hombro ocasionadas, por ejemplo, cuando tras una caída nos agarramos fuerte a una de las barandillas del barco. También suelen ser habituales los traumatismos costales, fracturas de muñeca, mano, dedos, tobillos y hombros. El espacio reducido de la embarcación, el suelo mojado y húmedo, incluso el movimiento de las olas, son factores de riesgo para sufrir alguna de estas lesiones.

 

Lesiones del manguito rotador

Las lesiones tendinosas de hombro son patologías del manguito rotador en alguno de los cuatro músculos que lo conforman: supraespinoso, infraespinoso, subescapular y redondo menor.  Son lesiones que se producen muy a menudo, no sólo en un barco, sino también derivadas de la práctica deportiva en atletas y en personas que realizan movimientos repetitivos. Son muy dolorosas y requieren de un tratamiento médico precoz para aliviar los síntomas.

 

Diagnóstico y tratamiento de las lesiones en el hombro

Siempre que se produce un traumatismo del tipo que comentamos, si hay signos de inflamación lo más importante es hacer una radiografía y descartar que haya fractura. El tratamiento dependerá del tipo de patología. En el caso de una lesión tendinosa de hombro producida por un traumatismo o resbalón, el diagnóstico se realiza mediante resonancia magnética. En nuestra apuesta por ofrecer la máxima calidad, en IMSKE contamos con la resonancia magnética más avanzada del mercado, la 3 Teslas, que mejora el diagnóstico de patologías musculoesqueléticas y la experiencia del paciente asistencial.

Muchas de estas lesiones en el hombro requieren de una intervención quirúrgica. Hay algunas roturas parciales que con reposo y rehabilitación se pueden tratar, aunque generalmente requieren de una intervención quirúrgica, sobre todo en paciente activos. En IMSKE, el tratamiento suele ser por artroscopia, donde comprobamos cómo ha afectado la lesión al paciente y utilizamos dispositivos de sutura tendinosa avanzados en formas de arpón.

En el caso de una fractura, utilizaremos otras pruebas diagnósticas, como radiografías, y si se trata de una fractura articular realizaremos una tomografía computarizada para obtener más detalles de la lesión en tejido óseo.

 

Rehabilitación y Readaptación para el manguito rotador

En el caso de las lesiones en el hombro, es necesario llevar a cabo una rehabilitación y una readaptación para recuperar la musculatura y potenciarla para prevenir lesiones en el futuro.

Para la rehabilitación, en IMSKE te aconsejamos un trabajo de fortalecimiento de toda la musculatura periarticular del hombro, supervisado por un fisioterapeuta que te guiará en los rangos de movimiento adecuados, con la carga idónea para cada fase de tu recuperación, teniendo siempre en cuenta tus necesidades específicas y el dolor que te pueda ocasionar la lesión. Además, llevamos a cabo una supervisión periódica mediante exploración física y pruebas complementarias como la ecografía para ver el estado del tendón y cualquier estructura del hombro.

El trabajo de rehabilitación en IMSKE se acompaña con un amplio abanico de material como bandas elásticas, mancuernas, métodos terapéuticos como la hidroterapia, tratamiento con radiofrecuencia Indiba y neuromodulación, entre otras técnicas novedosas.

Para la readaptación de una lesión del manguito rotador cuando ya no hay ninguna rotura del tejido, en IMSKE fomentamos los ejercicios para mejorar la estabilidad del hombro, trabajando inicialmente con una resistencia baja, en planos y ángulos que no generen dolor y potenciando la rotación interna y externa. Poco a poco, introducimos cargas progresivas hasta una readaptación funcional completa del hombro.

 

Rehabilitación y Readaptación para el manguito rotador

Como medidas preventivas para las lesiones del manguito rotador en la práctica de deportes náuticos, te aconsejamos que tengas una buena condición física, además de fortalecer la musculatura del hombro a manos de un preparador físico o readaptador. En IMSKE contamos con un gimnasio de vanguardia para la readaptación y el entrenamiento deportivo, donde podemos ayudarte en este propósito y atender todas tus necesidades.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.